jueves, 8 de marzo de 2012

Tijuana, B.C. Escuela Primaria “Mi patria es primero” El lago.




Felipe Velásquez Solórzano.
Tijuana, Baja California, México, Comunicación Sin Fronteras.- con el tema controversial de la modificación a los artículos 24 y 40 de nuestra Constitución que a la letra dice así:  Todo hombre es libre de profesar la creencia religiosa que más le agrade y para practicar las ceremonias, devociones o actos del culto respectivo, en los templos o en su domicilio particular siempre que no constituya un delito o falta penado por la ley. Todo acto religioso de culto público, deberá celebrarse precisamente dentro de los templos, los cuales estarán bajo vigilancia de la autoridad.

Con este iniciamos la serie de artículos sobre la historia de las escuelas públicas en la ciudad de Tijuana.
Con los cambios políticos que ha sufrido Baja California desde 1988, la educación publica, laica y gratuita, no ha escapado a esta corriente.



El fraccionamiento El lago, nació como un proyecto habitacional en la década de los 70, con la firme intención de dotar de una vivienda campestre fuera del bullicio del centro de la ciudad. Como elemento de atracción, construyeron un lago artificial en lo que se conocía como Parque Benito Juárez, lo que hoy en día, es el parque Morelos.

El proyecto principal la tercera etapa del Rio Tijuana; 600 hectáreas,  fue durante décadas, dotar del “Bosque de la ciudad” para proteger a la ciudadanía de la contaminación por gases tóxicos, provenientes del sur de California y de la ciudad de Tijuana en pleno crecimiento. Con la llegada de un Gobierno que ofreció cambios estructurales, para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos, se perdió esta oportunidad con lo cual esta basta zona fue a parar en manos de funcionarios y militantes del partido Acción Nacional, quienes se jactan de la corrupción que implementaron en el primer Estado panista.



El fraccionamiento el Lago, sufrió esta transformación.
Los residentes que optaron por construir su patrimonio en este fraccionamiento “Campestre” creyeron que las aéreas espacios educativos, de recreación y culturales se respetarían: zona escolar; área verde y  comunitaria.

En la manzana destinada para el espacio educativo, empezó a sufrir trasformaciones ya que la empresa Muzquiz, empezó a fraccionarla, lo que provoco la movilización de colonos y maestros, quienes ya se habían se organizado como: “La Unión de Colonos del Fraccionamiento El lago, A.C.” con el fin de exigir al gobernador, Xicoténcatl Leyva Mortera  la entrega oficial para la construcción del jardín de niños y la escuela primaria que por derecho les correspondía



Ante la presión de los colonos, en la ciudad de Mexicali, ante las autoridades tanto educativas como del Gobierno estatal, le fueron entregados los planos y un oficio para que fuera respetado el espacio escolar.
El primer paso, fue contactar al residente de CAPCE en la ciudad de Esnenada, Dr. Daniel Quintero Pena, quien se comprometió a construir el jardín de niños, que lleva por nombre José María Pino Suarez, y quien ofreció construir la primaria en el siguiente periodo por falta de presupuesto.


Calles destruidas desde la llegada del Gobierno del cambio; 1988.


Obras mal ejecutadas que ponen en peligro a los alumnos de la Escuela Primaria Mi Patria es Primero.

Por otro lado con la autorización para crear la primaria de la entonces Secretaria de Educación Publica y la planta docente, se dieron a la tarea de impartir clases dentro de las casas abandonadas por los socios de la empresa Muzquiz; constructora Corral, lo que obligo a los residentes y padres de familia a cooperar con el material para construir tres aulas de madera provisionales; los padres de familia, nombraron a  Montoya Obeso quien se ofreció para recolectar el apoyo lo que sería la Escuela Primaria “Mi patria es primero” pero por causas desconocidas abandono el trabajo antes de iniciarse quedando en manos de la Unión de Colonos su construcción.



Han pasado 26 años de esa lucha social por dotar a los niños de este espacio educativo. Las aulas de madera provisionales debieron removerse con la construcción de las aulas de material, pero siguen de pie lo que puede en su momento provocar un accidente. Las calles Quitzeo, Chapultepec y  Patzcuaro no han tenido mantenimiento de las autoridades municipales desde hace 25 años, lo que hace imposible circular por las mismas, amén de la falta de señalamientos que obliguen a los ciudadanos responsables respetar a los escolares, independientemente del ruido que provocan los vecinos con la música estridente.

Independiente de lo que sucede con la escuela privada Vicente Quezada, cuyas calles cuentan con su respectivo señalamiento lo que nos ubica sobre las intenciones de los gobiernos del cambio a preferir la educación privada a la pública, por ser esta ultima: laica y gratuita lo que pretenden cambiar en la Constitución Política, para beneficiar a unos pocos en detrimento de la población en general.



Los vecinos y padres de familia que acuden a la Escuela Primaria “Mi patria es primero” y Niño Artillero” ven con tristeza las acciones de gobierno que en lo mas mínimo apoyan la educación de su familia, nuestros niños ya muestran su descontento al observar su escuela abandonada por las autoridades municipales, aunque algo se avanza en la actualidad, mención aparte es el abandono en que durante años ha mantenido la empresa Muzquiz el fraccionamiento.



Sus banquetas lucen sucias con eses fecales de animales que sueltan por las noches para contaminar el fraccionamiento; matorrales, y tierra dejada por vecinos inconscientes, aunque es responsabilidad del conserje, quien tiene la obligación de mantener las instalaciones en perfecto funcionamiento y proporcionar una educción de calidad a las familias, pero, ¿funciona el sindicato?  


El artículo 3º de nuestra Constitución señala que:

La educación que imparta el Estado-Federación, Estados, Municipios- tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez, el amor a la Patria y la conciencia de la solidaridad internacional en la independencia y en la justicia:
Garantizada por el artículo 24 la libertad de creencias, el criterio que orientará a dicha educación se mantendrá por completo ajeno a cualquier doctrina religiosa y, basado en los resultados del progreso científico, luchará contra la ignorancia y sus efectos, las servidumbres, los fanatismos y los prejuicios. Además:
a. Será democrático, considerando a la democracia no solamente como una estructura jurídica y un régimen político, sino como un sistema de vida fundado en el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo;
b. Será nacional, en cuanto -sin hostilidades ni exclusivismos- atenderá a la comprensión de nuestros problemas, al aprovechamiento de nuestros recursos, a la defensa de nuestra independencia política, al aseguramiento de nuestra independencia económica y a la continuidad y acrecentamiento de nuestra cultura, y
 c. Contribuirá a la mejor convivencia humana, tanto por los elementos que aporte a fin de robustecer en el educando, junto con el aprecio para la dignidad de la persona y la integridad de la familia, la convicción del interés general de la sociedad, cuanto por el cuidado que ponga en sustentar los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos los hombres, evitando los privilegios de razas, de sectas, de grupos, de sexos o de individuos;

FVS comunicacionsinfronteras@gmail.com